Jesus praying for our sins

La expiación: el fin de la adicción

¿Está usted luchando contra los pecados recurrentes? No se dé por vencido —délo todo a Cristo. Mediante la expiación, Él puede ayudarle superar la adicción.  

"Mediante la expiación, el Salvador puede ayudarle superar la adicción."

¿Alguna vez ha escuchado usted la frase la miseria ama la compañía? Satanás quiere vernos involucrados en el pecado y la adicción para que nos sintamos horribles, frustrados y sin esperanza como él. Sin embargo, somos hijos de Dios y tenemos un destino diferente. El profeta Lehi enseñó que nuestro propósito es tener gozo (vea 2 Nefi 2:25). Dios nos ama, y a diferencia de Satanás, Su único deseo es vernos felices, libre del dolor del pecado.

En el discurso de la conferencia general que se llama “¡Oh ese sutil plan del maligno!,” el élder M. Russell Ballard explica que la expiación es nuestra herramienta principal para borrar nuestras debilidades, pecados y adicciones. Dios sabía que cuando vendríamos a la tierra, seríamos probados y tentados por formas astutas de Satanás. Por causa del gran amor que Dios tiene para sus hijos, Él nos dio una manera para superar las tentaciones de Satanás mediante la gracia de la expiación de Jesucristo.

Mediante la oración, podemos tener acceso a la expiación y el poder del Salvador para poder superar las tentaciones de Satanás. El élder Ballard dice que, “la oración ferviente es la clave para obtener la fortaleza a fin de encontrar paz y de superar un deseo adictivo.” A pesar de que tenemos que, “hacer esto muchas veces,” el élder Ballard testifica que, “[nuestro cuerpos], mente[s], y espíritu[s] pueden transformarse, ser purificados y sanados, y serán librados.”

A medida que ponemos nuestra fe en la expiación de Jesucristo y acudimos a Dios mediante la oración ferviente, podremos sentir la libertad que viene al superar el pecado, incluso… podemos saber que Dios nos ama y quiere que seamos felices.

Vea o lea el discurso del élder M. Russel Ballard “¡Oh ese sutil plan del maligno!” 

Fuente: La conferencia general (SUD)
—Jessica Porter, Mormon Insights

Encuentre más reflexiones

Aprenda más de los doce pasos del Programa para la recuperación de adicciones.

Ahora es el momento para superar y Cristo le ayudará hacerlo. Lea un parte de el discurso “Su gracia es lo suficiente” por Brad Wilcox.

Más información sobre los 12 pasos del programa de recuperación de la adicción.  

La parábola del hijo pródigo nos enseña sobre el amor que Dios tiene para nosotros y sus deseos que regresemos a nuestro hogar celestial, sin importar dónde estemos en esta vida. Mire el mensaje mormón “El hijo pródigo”. 

Con la ayuda del Señor, la elección para evitar la pornografía puede tener una gran influencia en su futuro. Vea el mensaje mormón Cuida tus pasos

Traducido por Joey Navarro, Mormon Insights

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *