Tenemos una madre celestial

“La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días enseña que todos los seres humanos, hombres y mujeres, son hijos espirituales de padres celestiales, un Padre Celestial y una Madre Celestial.” 

"""Nuestra teología empieza con padres eternos; nuestra mayor aspiración es llegar a ser como Ellos”. —Dallin H. Oaks"

Nuestra Madre Celestial es real, pero se habla poco de ella en la cultura mormona. Un artículo reciente en LDS.org, sin embargo, aborda directamente las enseñanzas de la Iglesia en cuanto a nuestra Madre Celestial.

No existe documento oficial en que José Smith o otros líderes de la Iglesia se refieren a la Madre Celestial. No obstante, las mujeres que vivían en Nauvoo en el momento de la muerte del Profeta expresaron que les enseñó acerca de Ella. El himno de Eliza R. Snow “Oh mi Padre” menciona una Madre Celestial mientras explica que las familias son eternas y que existirán en el cielo.

A lo largo de los años, los profetas y apóstoles han mencionado Su existencia casi exclusivamente mientras enseñaban el rol divino de la familia o el poder de las mujeres. Por ejemplo, el élder Rudger Clawson escribió: “Honramos a la mujer cuando reconocemos la divinidad que hay en ella en su función eterna”.

Más recientemente, el élder Dallin H. Oaks dijo, “Nuestra teología empieza con Padres Celestiales y nuestra aspiración más elevada es lograr la plenitud de la exaltación eterna” que es decir llegar a ser como Ellos son. Ciertamente, nuestra Madre Celestial trabaja con el Padre para ayudar, proteger y llevarnos de vuelta a nuestro hogar eterno.

En “La Familia: Una Proclamación para el Mundo“, publicada en 1995, la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles declararon: “Cada uno es un amado hijo o hija procreado como espíritu por padres celestiales y, como tal, cada uno tiene una naturaleza y un destino divinos”.

No oramos a la Madre Celestial; sin embargo, como el presidente Gordon B. Hinckley dijo, “El hecho de que no oremos a nuesta Madre Celestial de ninguna manera disminuye ni denigra la importancia que ella tiene”.

Si bien hay mucho que no sabemos acerca de ella, ya sabemos lo suficiente como para reconocer un patrón divino de las familias y apreciar su carácter sagrado.

Lea más acerca de nuestra Madre Celestial.

Fuente: lds.org
—Sarah Martin, Mormon Insights

Encuentre más reflexiones

Vea o lea el artículo del presidente Gordon B. Hinckley en cuanto al poder que las mujeres tienen; en este artículo habla de las enseñanzas de la Iglesia en cuanto a nuestra Madre Celestial.

José Smith enseñó sobre el sacerdocio, el templo y las mujeres. Véase este artículo para más información.

Traducido por Austin Tracy, Mormon Insights

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *